¿Aplicaciones moviles que recolectan el sonido sin que lo sepamos?

Por

En muchas películas hemos escuchado de que, a través de los móviles, algunas agencias de investigación y espionaje son capaces de escuchar lo que las personas dicen y aunque esto solo sea ficción actualmente hay muchas aplicaciones moviles que necesitan el micrófono de nuestros dispositivos móviles para poder funcionar.

Aunque en el ejemplo de las películas, las personas no lo saben y usan su dispositivo indiscriminadamente, la realidad es que las apps móviles deben de informar a los usuarios de los requerimientos que tienen para usar y de esta manera las personas saben que diversas apps usaran el micrófono. Pero también algunas veces la ficción se fusiona con la realidad y aunque no sepamos algunas apps pueden ser capaces de usar el micrófono sin que las personas tengamos conocimiento de ello.


Hace algún tiempo hubo cierta tendencia de las personas a estar más interesadas en los permisos que se expiden a las aplicaciones moviles y a la seguridad que estas ofrecen debido a que algunos programas expuestos por el reconocido conductor de podcasts Leo Laporte marcaban que usaban el micrófono de los usuarios sin que ellos lo supieran.

Se habló más específicamente de las aplicaciones Color, Shopkick y IntoNowen, que funcionan en Android o iPhone y en sí se encargan de recolectar sonido ambiente, ya sea de casa, de la oficina o de donde sea que estemos, para darle un beneficio extra al usuario y a pesar de que piden los permisos de usar el micrófono, las personas realmente no saben cómo funciona con exactitud la recolección del sonido.

 

Noticia-2351-usar-android-iphone-y-otros-smartphones-provoca-problemas-de-concentracion.png

 

La aplicación Color disponible para dispositivos Android y productos de Apple, se encargaba de detectar la instancia en que se encuentran las personas para que de esta manera se combinen los sonidos del ambiente con los de la iluminación, después de que pueda obtener desde la cámara quién de las dos personas que están hablando esta al aire libre o en un ambiente cerrado la aplicación se encargaba de generar una especie de red social temporal para que ambos tengan la misma experiencia de sonido estén donde estén. Siendo una manera óptima que ambas personas se encuentren en lugares similares.

 

http-%2F%2Fmashable.com%2Fwp-content%2Fgallery%2Fthe-rise-and-demise-of-color%2FColor%20App.png

 

 

También nos encontramos con la aplicación Shopkick, que también funciona en iPhone y Android. En general esta aplicación se encarga de recompensar a los usuarios que se acercan a los locales donde les avisa que hay una promoción. En este caso los usuarios no tienen siquiera necesidad de apretar un sólo botón ya que la aplicación se encarga de “escuchar” los sonidos que cada uno de los locales a donde está la promoción generan, que son específicamente creados con un equipo especial para que sólo los puedan identificar los móviles que tengan esta aplicación instalada.

 

heres-how-shopkick-works-that-new-foursquare-for-shopping-iphone-app.jpg

 

Y para finalizar estos ejemplos tenemos la aplicación IntoNow que funciona únicamente con iOS. Básicamente una aplicación social para programas de TV, escuchando desde el iPhone o iPad para identificar exactamente qué es lo que estamos mirando, y al parecer tienen una base de datos de aproximadamente 2.6 millones de transmisiones (programas de tv o segmentos en general). Por ejemplo, si miras en un establecimiento una serie de la cual no puedes tener idea de su nombre y te llamo la atención, IntoNow te permite escucharla y te dirá cual serie es, su casa productora, una pequeña sinopsis y hasta parte del elenco principal.

 

INTONOW_SCREENSHOT.jpg

 

 

Estos servicios son de ayuda para nuestra vida diaria, pero el solo pensar que no sabemos exactamente cuándo están escuchando ni si se está guardando información o no y cuándo o cómo puede llegar a ser utilizada, puede intimidarnos un poco.

Tengamos en cuenta que hay aplicaciones que utilizan los parlantes y micrófonos de nuestros móviles desde hace mucho tiempo, como por ejemplo con el famoso Shazam, que nos permite identificar la música que estamos escuchando y darnos los datos exactos de esa música, o incluso los que “monitorean nuestro sueño” para despertarnos en el momento indicado al tomar una siesta, como el caso del HappyWakeUp. La diferencia entre estas viejas aplicaciones y las nuevas, es que en las viejas sabemos exactamente cómo y cuándo se está utilizando el micrófono, y en las nuevas prácticamente no tenemos idea de lo que pasa ya que, por ejemplo, cuando se utiliza la aplicación Color, casi nadie sabe que el micrófono está grabando el sonido ambiente en todo momento.


No podemos dudar que esto será una oportunidad que las empresas podrán aprovechar con el tiempo para poder hacernos llegar sus productos y servicios de diferentes maneras, sin embargo, que las personas encuentren esto por el momento poco confiable nos puede hacer deducir que el mercado aún no se encuentra listo para esta tecnología, pero que hay que estar pendiente del comportamiento del consumidor en un futuro para poder aprovecharlo.

 

adaptar negocio