Consigue el desarrollo de apps perfecto siguiendo estos pasos

Por

¿Te has despertado esta mañana con una buena idea para una aplicación móvil perfecta? ¿Una App móvil en la que nadie haya caído antes y que estás seguro que será muy popular? El problema suele ser que, aunque tienes esa genial idea en tu cabeza, no sabes por donde empezar. Desde el diseño y la construcción hasta la promoción y optimización de la aplicación móvil te surgen un mar de dudas que no logras disipar.

Que no cunda el pánico, te voy a explicar los pasos clave para llevar esa App móvil de tu imaginación a las pantallas de todos los smartphones del mundo. Son pasos sencillos y concisos, que esconden mucho trabajo de desarrollo e investigación detrás.

 

Tener una buena idea

Si ya tienes una idea para tu aplicación, puedes saltarte este punto. Si no es así, lo que realmente necesitas es buscar un problema o necesidad al que darle solución, y estos están por todas partes.

 

01-desarrollo-de-aplicaciones-moviles.jpg

 

Los empresarios que han tenido éxito en el desarrollo de Apps móviles han sido capaces de resolver problemas de una manera simple. Cuando miras a tu alrededor, cada producto y servicio que utilizas fueron creados para resolver un problema o cubriur una necesidad. Así que trata de buscar problemas o necesidades en tu vida diaria y realiza una lista. Una vez que tengas una lista exhaustiva, ya puedes empezar a pensar en cómo puedes resolverlos.

 

Definir el objetivo de la aplicación

Tener una gran idea o encontrar un punto del mercado al que no esté dando un producto o servicio es el punto de partida en cada nuevo proyecto. Antes de ir directamente a detallar embargo, debe definir claramente el propósito y la misión de la aplicación móvil:

 

  • ¿Qué va a hacer la aplicación?
  • ¿Cuál es su atractivo principal? Fidelización, uso recurrente (es decir que hay contenido dinámico por ejemplo) o uso único (imagina una app que sólo vale para hacer una felicitación de navidad, pues lo normal es que después de navidad el usuario la desinstale). Este punto nos va a marcar el análisis a posteriori que tengamos que hacer para saber si es normal las tasas de desinstalación, recurrencia de acciones…etc
  • ¿Qué problema concreto va a resolver? ¿Qué necesidad va a cubrir?

 

Investigar la posible demanda de la aplicación

Realizar una investigación en el mercado objetivo demostrará que existe una demanda para la aplicación y que no eres el único que lo considera necesario. Una de las posibles maneras para validar tu idea es utilizar la herramienta Google Keyword Planner, analizando el número de usuarios que buscan solución a ese problema. También puedes crear una landing page que detalle la idea de la aplicación y dar la opción de ampliar la información a los usuarios que lo soliciten por correo electrónico.

 

hacer-aplicaciones-app-aplicacion-gratis-android-iphone.jpg

Otra posibilidad es analizar las tiendas de aplicaciones. Analiza qué aplicaciones tienen éxito y qué tipo de problemas resuelven. Muchas veces podemos encontrar aplicaciones que dan solución a un problema pero no de la mejor manera, y sin embargo tienen éxito por ser la única o de las pocas existentes. En ese caso debes plantearte si la aplicación a desarrollar es capaz de mejorar la ya existente y abarcar ese mercado.

 

 

Registrarse como desarrollador o busca uno

Una vez que tengas una idea clara y que sabes que hay demanda para la aplicación móvil, es necesario registrarse como desarrollador en aquella plataforma en la que quieras desarrollar tu app, ya sea Android, iOS o Windows Phone. No te dejes intimidar por la palabra “desarrollador”, no significa que tengas que ser el programador, es simplemente el nombre que se utiliza para la persona encarga de publicar las aplicaciones.

 

mobile.jpg

Dependiendo del objetivo de la App va a ser mejor desarrollarla en Apple iOS o Google Android (en una de las dos), ya que vas a estar en tiendas de aplicaciones con mucha demanda (también mucha competencia, que no se te olvide). Por ejemplo, los usuarios de iOS son más propensos a hacer compras en apps o pagar por descargarse una aplicación. Además depende del mercado dónde lo queramos posicionar tendrá más sentido crearla en Android o en IOS (hay que analizar el volumen de dispositivos por sistema operativo).

 

La contratación del desarrollador puede ser un proceso largo, pero es un tiempo bien empleado ya que de él va a depender en gran parte el éxito del proyecto. Hacer una buena elección te evitará retrasos innecesarios, costes innecesarios y frustración en el futuro. Analiza sus anteriores trabajos para ver sus habilidades a la hora de plasmar las ideas en una aplicación. Comprueba que comprende bien tu idea y que es capaz de desarrollarla en su totalidad. También puedes acudir a empresas especializadas que cuentan con varios desarrolladores y una amplia experiencia para asegurarte unos mejores resultados.

 

Crear bocetos de la aplicación

Desarrollando bocetos sentarás las bases para la futura interfaz. En este paso tienes que conceptualizar visualmente las principales características, el trazado aproximado y la estructura de la aplicación. Tener un primer esbozo de la aplicación ayudará a todo el equipo a comprender el objetivo de la app, ya que se van a utilizar como referencia para las próximas fases del proyecto.

 

mobile-app-solution-2y4soa8uprcrgh8t20g74a-1.png

Ya sea con papel y lápiz o utilizando medios digitales como Photoshop, lo importante es dar forma a lo que tienes en la cabeza de manera que un programador pueda empezar a entender lo que tratas de crear. Para este paso resulta de utilidad fijarse en otras aplicaciones ya existentes que sirvan como inspiración y modelo del que podamos extraer ideas. De esta manera facilitaremos la comunicación con el programador.

 

Crear el Wireframe y el Storyboard

En esta fase las ideas y las características principales de la app se van viendo mucho más claras. Wireframing es el proceso de crear una maqueta o prototipo de la aplicación. Existen muchas herramientas online para crear de prototipos de apps. Las más populares son Balsamiq, Moqups, y HotGloo, que te permiten colocar y estructurar todos los datos y gráficos representativos en su lugar, además de añadir funcionalidad con la colocación de botones, de modo que puedes navegar a través de tu aplicación.

Mientras que estás trabajando en los wireframes también tienes que empezar a crear el storyboard o guión gráfico de la aplicación. La idea es construir una hoja de ruta que te ayudará a entender la conexión entre cada pantalla y cómo el usuario navegará a través de la aplicación.

 

Definir el back end

Los wireframes y storyboard ahora se convierten en la base de la estructura del back end. Dibuja un boceto de los servidores, APIs y diagramas de datos. Esta será una referencia muy útil para el desarrollador, y a medida que más personas se unan al proyecto tendrás un diagrama que explica toda la aplicación, para que no tengas que hacerlo tu desde el principio.

 

Crear un prototipo

Usa tus wireframes para pedir opinión sobre la aplicación a amigos, familiares, colegas y expertos para crear un primer prototipo. Si es posible, invítales a tu estudio y haz que prueban el prototipo en frente de ti y del desarrollador jefe. Dales acceso al wireframe y deja que prueben la app a fondo. No dejes que se vayan sin que te den una opinión honesta, que te ayudará e identificar fallos o enlaces sin salida. Monitoriza cómo utilizan la aplicación, tomando nota de sus acciones y adaptando la interfaz de usuario UI/UX a ellos.

 

JIMU2-660x660.png

Construir el back end

Ahora que ya has definido definitivamente la aplicación, es el momento de empezar a trabajar en el back end del sistema. El desarrollador tendrá que configurar servidores, bases de datos, APIs y soluciones de almacenamiento.

 

Diseño de las “Skins” de la App

Skins” son lo que los diseñadores/desarrolladores llaman a las pantallas necesarias para la aplicación. El trabajo del diseñador será crear versiones de alta resolución de lo que antes eran wireframes. En definitva convertir bocetos y notas de papel (incluidos post-it) en archivos digitales que se puedan ver en alta definición.

 

cta-apps
 
 

Recursos