¿Quieres ser emprendedor de tiempo completo? ¡Renuncia a tu trabajo!

Por

En la mayor parte de las ocasiones, la experiencia de renunciar a un trabajo se convierte en algo escalofriante y/o de miedo. Te encuentras dividido en dos bandos internos, el primero las ganas de comenzar un proyecto propio, un sueño de hace tiempo y una mejor oportunidad laboral, como por ejemplo comenzar tu propio negocio. Por el contrario dejar un trabajo estable y en el cual te has adaptado puede suponer algo difícil. Y todo esto se vuelve aún mas complicado si la razón por la cuál lo estás dejando es por emprender tu propia empresa o dedicarte de lleno a cierto proyecto de negocio personal. Sólo recuerda que estás en el proceso de volverte un emprendedor exitoso.

Al renunciar completamente a un negocio existen muchos aspectos con los que no se renuncia como tal, y con esto me refiero a las relaciones y oportunidades que has creado en el pasado mientras trabajabas. En este post, te ayudaremos a precisar con este tema.

 

ORDENA TODO

El decider si renunciar a tu trabajo, y en especial cuando es uno muy bueno, no es una decision que surge espontáneamente o de la nada. Un gran número de personas construyen durante años y años su negocio a la vez que tienen su trabajo de día a día. Tú eres el único que realmente sabes cuando es tiempo de dejar de trabajar para los sueños de alguien mas y dedicarte a perseguir los tuyos.

Pero primero antes de tomar una decision definitive te aconsejamos meditar las siguientes cosas:

 

ANALIZA TUS AHORROS

El dejar un trabajo en el que estas acostumbrado a recibir dinero cada 15 días y que de repente deje de llegar ese dinero puede ser algo desequilibrante. Ser un empresario exitoso, consiste mucho en tener un balance y equilibrio en cuanto a riesgos y ganancias. Parte de eliminar esos riesgos o disminuirlos puede ser si tienes en tu colchón alguna cantidad ahorrada, la cuál alomejor la tenías contemplada para situaciones de emergencia o dificultades en la vida que todo mundo vamos a presenter. Un negocio no surge de la noche a la mañana. Hay que ser perseverantes e ir siempre por lo mejor, así que te recomendamos tener al menos cierta cantidad para cubrir gastos personales aunque no sean los del negocio.

Necesitas aterrizar varios conceptos y desarrollar un plan al cuál te vas a comprometer de lleno. Pregúntate a ti mismo, ¿cuanto tiempo vas a dedicarle al día a este nuevo proyecto? ¿qué responsabilidades vas a tener? ¿qué plan de ejecución tienes o cómo harás crecer tu negocio? Planifica y organiza todo, así sabrás a lo que te enfrentas y como lidiar con ello.

 4.jpg

Nuevo trabajo, nueva forma de vida

El ser tu propio jefe tiene sus ventajas, sin embargo si no sabes disciplinarte a ti mismo puedes caer en el ocio y estar posponiendo todo. Debido a la libertad que tendrás en esta nueva etapa es cuando debes apretar tuercas y motivarte día a día para ejecutar esos planes o ideas que tienes en tu cabeza. Ojo, esto incluye tener tu propio sueldo por más pequeño que sea, sólo así sabras el verdadero esfuerzo de ser tu propio jefe y cómo ganar dinero.

Ten en cuenta los siguientes conceptos:

  • ¿Eres capaz de responsabilizarte de una alta gama de temas y cuestiones? Ser el jefe implica estar en todo
  • ¿Cómo esta tu plan de salud? Si no confías mucho en el plan de salud donde actualmente trabajas, busca uno que sea acorde a tus necesidades y date de alta en el.
  • ¿Casa u Oficina? Trabajar en casa puede ser algo engañoso ya que puedes caer en el sentido de que no te encuentras en un ambiente laboral, por el contrario una oficina puede beneficiarte, solo recuerda que esta significan un costo mensual que debes poder costear
  • ¿Vacaciones que no has utilizado? Utiliza estos días antes de renunciar . Puede que sea algo muy bueno ya que no sabes si tengas en el futuro tiempo libre para esto.

 

¿Cómo se renuncia profesionalmente?

El que ya hayas tomado la decisión de emprender tu propio negocio no signifca que renuncies de una mala manera.

Sin importar como es tu relación con tu jefe, no hay porque huír. Nunca es bueno cerrar puertas que tal vez en el futuro te puedan servir, así siempre haz las cosas de la mejor manera y piensa en el futuro lo que podrías lograr si no cierras esa puerta.

No trates de discutir o probar puntos, simplemente da tu punto de vista y tus razones de manera educada, y muy importante, no dejes resentimientos. El dejar rencores o ciclos sin cerrar peude afectarte emocionalmente en esta nueva etapa en la que debes estar al 100%. Sin importar la causa o motivo por el cual no sigas en esa empresa, debes presentar tu renuncia con dos semanas de anticipacón. Es un tiempo bueno y en muchos casos el estándar para que quedes como un profesional y a tu jefe le de tiempo para reemplazarte para continuar por las valiosas tareas que realizabas para la empresa. Si puedes avisar con más tiempo, mejor. Recuerda que estarás próximo a estar en la posición de tu jefe y vivirás las cosas desde otra perspectiva.

¡Prepárate para todo! Aún cuando presentes tu renuncia, no sabes como pueda reaccionar tu jefe, en muchos casos, los jefes prefieren terminar la relación en ese preciso momento, así que no te sorprenda si surge esto, tómalo con calma y sigue con tu plan de ejecución.

MUY IMPORTANTE, lee los términos de tu contrato laboral, no vaya ser que te topes con sorpresas que frenen tu objetivo.

5.jpg 

La Carta de Renuncia

Te compartimos unos consejos para escribir tu carta de renuncia:

 

Ve directo y al grano

No des muchas vueltas explicando tu punto, desde un inicio la persona que lo lea debe saber que estas renunciando.

 

No des explicaciones

No necesitas explicar de mas o dar tanta explicación. Puedes hacerlo si quieres, sin embargo, no estas obligado. Sólo asegúrate de decirlo de una manera correcta y sin perjudicar el futuro próximo. Se educado y cortes en la manera que escribes y lo dices. Agradece la experiencia y la oportunidad.

 

Elabora un plan de los próximos pasos

La carta de renuncia es una manera de planificar y organizar tus próximas acciones durante este proceso de renuncia. Cuánto tiempo vas a seguir, que acciones o tareas vas a dejar terminadas, y las que no con quien las vas asignar. Recuerda que toda persona que trabaja en una empresa es importante.

 

El siguiente paso: La plática.

Más que seguro tu jefe de área o de la empresa va a querer platicar contigo, para saber alguna explicación del por que o simplemente darte las gracias. Es aquí donde debes presentar tus motivos personales (Recuerda que no es obligación).

Considera avisarles a tus compañeros de trabajo, no hagas un show, sin embargo, no desaparezcas de la nada. Esto evitará que surjan rumores y perjudiquen tanto tu imagen como la de la empresa. Lo último es dejar tu información de contacto, seguir manteniendo esas velas prendidas, ya que como previamente lo mencionamos no sabes cuando puedan necesitar de ti o tu de ellos.

 

CONCLUSIÓN:

Puede ser algo aterrador enfrentarte a esto y más si has estado acostumbrado toda tu vida, sólo piensa que los cambios nunca son malos, y en este caso si es para emprender tu negocio, probablemente será para algo mejor. Recuerda siempre ser perseverante ya que ahora estarás persiguiendo tus sueños y no los de tu jefe, así que debe ser mayor motivo para dar lo mejor de ti y triunfar. Si planeas renunciar a tu trabajo y comenzar tu propio negocio, suscríbete a nuestro blog y te daremos más consejos laborales y empresariales. De igual manera confía en ti mismo, ya que hay muchas maneras de comenzar tu propio negocio y más ahora con el internet en auge. Puedes comenzar una tienda online o bien a partir de una app negocios que hoy en día son muy populares. Sólo no tengas miedo al fracaso y estarás del otro lado.

¿Vas a emprender tu propio negocio? Por qué no que un e-commerce
 
Descarga GRATIS eBook "5 Canales de venta efectivos para tu e-commerce"
 
5 canales de venta efectivos

 

 

 

Recursos