Los principios fundamentales para crear apps con un excelente UI

Por

El diseño de interfaz o UI es uno de los elementos más importantes en el desarrollo de aplicaciones móviles. Su objetivo es el de mejorar la interacción usuario-dispositivo y tu objetivo es centrarte en elementos y soluciones que realmente aporten valor.

Es por ello que para presentar crear apps que cuente con un diseño y estructura significativa, debes enfocarte en lo siguiente:

 

Claridad


Trata de caminar con los ojos cerrados en un lugar con el que no estés familiarizado. Te encontrarás avanzando con lentitud; y no porque tus piernas ya no funcionen tan bien como antes, sino porque no conoces tu entorno y eso te hace desconfiar o tener miedo.

Esto mismo pasa cuando las personas se enfrentan con una app mal diseñada. No la comprenden, por lo tanto, no saben cómo proceder para operarla.

Hay ciertas cosas que debes dejar en total claridad para tus usuarios:

  • Qué es lo que acaba de pasar

  • Dónde están

  • Qué es lo que pueden hacer

  • Qué pasará cuando lo hagan

La claridad va de la mano con la simplicidad; y no por esto me refiero a que debe ser minimalista. No hay nada bueno en una pantalla en blanco con una navegación exótica.

Una regla de oro, para realizar la validación de tu UI es la siguiente: imagínate que no estás familiarizado con tu producto y mucho menos conoces todas las decisiones detrás del diseño de este, y asegúrate de que todo sea ridículamente obvio.

 

Flexibilidad


Diseña algo que se vea bien en todas las situaciones.

Un mockup puede verse hermoso en Photoshop al momento de presentarlo, pero puede cambiar completamente cuando se le empieza a agregar datos reales, imágenes, logos y otro tipo de contenido.

Toma en cuenta todo esto, porque puedes terminar perdiendo mucho tiempo si no lo haces:

  • Confía en las soluciones de diseño tradicionales, que funcionan bien en diferentes situaciones.

  • Ten en cuenta todos los dispositivos y sus respectivas resoluciones.

  • Utiliza tipografía grande, legible y con colores adecuados.

  • Piensa en todas las posibles situaciones de contenido que se te puedan presentar para el diseño final; sin contenido, con poco contenido, con contenido feo o raro, y has un sketch de las más importantes.

  • Considera todos los problemas con los que te puedes cruzar en el proceso de desarrollo.

 

toptal-blog-image-1387828502869-1.png

 

Familiaridad


A las personas les encanta ver cosas simples y familiares, incluso hay estudios que han concluido que estas características hacen que los usuarios vean las cosas de manera más bellas.

Así que aprovecha esto, pasa menos tiempo tratando de reinventar.

Es entendible que quieras crear apps memorables, pero no por eso caigas en una situación donde se estarán quebrando la cabeza por entender el funcionamiento de ella.

Usa soluciones comunes, sin sentirte culpable. Velo por el lado de que como son diseños convencionales, ya están familiarizados con ellos, y los usuarios considerarán tu aplicación móvil como intuitiva y hablarán bien de ella.

Estos son los elementos de los que hablamos:

  • Iconos

  • Navegación

  • Llamadas a la acción (link, botones, etc). Utiliza verbos simples y populares

  • Códigos comunes de color (rojo para la urgencia, verde para algo que ya hiciste o que está bien)

  • Todo lo relacionado con el procesamiento de pagos

 

Eficiencia


Asegúrate de que el usuario complete su tarea principal de la manera más eficiente posible y nunca pierda el resultado de su trabajo.

Cuenta el número de clics, formularios y pantallas por las que debe pasar para considerar dicha actividad como terminada, rediseña esta secuencia y diseña la interfaz de tal manera que facilites la acción que debe de realizar.

No hay nada malo en el diseño de software de gran alcance, pero la interfaz principal debe ser simple y funcional. Siempre puedes ocultar opciones en algún lugar de los menús de contexto o configuración de la aplicación.

 

Consistencia y estructura


La consistencia es una manera de sentirte familiarizado con algún elemento, aunque jamás lo hayas visto. Es como una manera de introducir tu propio idioma dentro de la aplicación.

Mientras que una buena estructura hace que todo se sienta menos abrumador o sobrecargado.

En combinación, ayudarán a que el usuario se sienta como en casa. Para lograrlo, puedes hacer lo siguiente:

  • Introducir una fuerte jerarquía visual. Resalta las cosas más importantes poniéndolas de un tamaño más grande o con negritas.

  • Elige un tipo de orden visual y respétalo.

  • Usa la misma combinación de colores en tu aplicación, para evitar inconsistencias.

  • Mantén el mismo tipo de navegación en todas las pantallas.

  • No tengas miedo de repetir o reutilizar los mismos elementos. Por ejemplo, puedes diseñar una notificación simple y usar el mismo color hexadecimal para diferentes situaciones.

 

10 Maneras Mejorar Servicio a Cliente